Tarima flotante. Única por diseño para vestir los suelos

Tarima flotante

Tarima flotante. Única por diseño para vestir los suelos

La tarima flotante se ha convertido en la reina indiscutible en revestimiento de suelos, presente en muchos hogares españoles, por su  fácil limpieza, tacto confortable y precio asequible. Aporta calidad y calidez al espacio, creando ambientes actuales y contemporáneos.

El término “flotante” se refiere a que la tarima instalada “flota” sobre una capa aislante (lo que hace que el suelo sea más silencioso y tenga una mayor capacidad de absorción de impactos). Posteriormente se coloca en el suelo, nivelado y seco, sin que sea necesario hacer obras, picar el suelo o esperar para ser utilizado.

El diseño de la tarima flotante: Los colores y sus efectos especiales

La tarima flotante permite infinidad de diseños, colores y variedad de patrones, lo que lo convierten en un revestimiento de suelos muy versátil que se adapta a cualquier estilo decorativo.

¿Te gustaría saber qué efecto produce en cualquier espacio los diferentes colores de la tarima flotante? La firma Quick Step, pionera en la implantación de la tarima flotante en nuestro país con su revolucionario sistema click, propone diferentes gamas cromáticas que se adaptan a nuestros propósitos decorativos y que tienen incluso efectos psicológicos en el disfrute de los espacios del hogar.

Seis paletas de colores de tarima flotante para crear el ambiente ideal

Es importante elegir correctamente los tonos de los espacios interiores, los cuales revelan nuestra verdadera personalidad y el efecto que deseamos conseguir.

Para crear un ambiente contemporáneo, ampliar visualmente el espacio y multiplicar la luminosidad de la habitación, los colores blancos y beiges claros en la tarima flotante son los más indicados. Los patrones de arce o pino noruego en tonos claros dan luz e invitan a crear ambientes informales y rabiosamente actuales.

Para los más atrevidos el negro es su color. Representa el lujo, el estilo y el refinamiento. Una tarima flotante de tonos oscuros debe combinarse con colores brillantes en las paredes y en el techo para no crear un efecto cueva en la habitación.

El color gris es el representante de la neutralidad, la elegancia y crea ambientes armónicos. La tarima flotante de tonos grises combinan a la perfección con colores vibrantes y tonos cálidos, dando un plus de contemporaneidad a los muebles del hogar.

Los suelos con tonos amarillos o beiges nos recuerdan al sol y, por ende, a la alegría y el optimismo. Es el idóneo para conseguir que una habitación oscura parezca más soleada, armoniza la estancia con  con suelos claros de roble, haya o arce.

Los reflejos anaranjados y rojizos representan la calidez, creando ambientes íntimos y personales, dando el toque de exotismo a cualquier habitación con un  diseño en madera de cerezo o Merbau.

El marrón evoca al color de la tierra, a la naturaleza, combinables con cualquier estilo decorativo, versátil y cálido, donde los muebles rústicos y decoraciones con colores intensos y luminosos resaltarán las vetas de la tarima flotante.

¿Estás listo para elegir la tarima flotante del color que más te identifica y crear ese ambiente único en tu hogar? En Tesesa encontrarás gran variedad de diseños y estilos en puertas, armarios y revestimiento de tus suelos.

No Comments

Post A Comment

dos × cuatro =