Tipos de tarimas flotantes de madera

Tarimas flotantes de madera

Tipos de tarimas flotantes de madera

La espectacular belleza de la madera y la calidez que aporta a cualquier espacio es uno de los indiscutibles atractivos de los suelos compuestos de madera, ya muy habituales en los hogares españoles. Pero ¿sabemos exactamente cuales son las características de las tarimas flotantes de madera que la han convertido en popular? Vamos a disipar todas vuestras dudas a continuación.

La denominación de tarima flotante en nada tiene que ver a la calidad de la madera de la que está compuesta, se llama así porque estos suelos no están adheridos al piso del edificio sino que están “flotando”. Es un pavimento compuesto por láminas que van machihembradas o unidas entre sí.

Las tarimas flotantes de madera se pueden instalar sobre cualquier suelo antiguo, siempre que esté debidamente nivelado. Se adaptan a los cambios de humedad y/o temperatura, en cuyo caso las láminas se dilatarán y contraerán libremente, sin deformarse, siempre que se haya dejado cierta holgura en todo su perímetro durante su instalación.

A la hora de elegir la tarima flotante de madera, es importante tener en cuenta el tipo de resistencia adecuada para cada uso, de modo que para una vivienda se recomienda una resistencia de al menos AC4, mientras que para un local comercial de uso público (hoteles, comercios, oficinas…) el más adecuado es de tipo AC5.

Podemos distinguir tres tipos de tarimas flotantes de madera:  multicapa, sintéticas y macizas

Tarimas flotantes de madera sintéticas o suelos laminados

Las tarimas flotantes sintéticas o suelos laminados están formados por varias capas y la última de ellas tiene impresa una imagen que imita a la madera.   Son las más conocidas y se ha extendido su uso debido a su buena relación calidad-precio así como por su amplia variedad de colores y texturas. No precisa de ningún tipo de mantenimiento especial, y su instalación es rápida y sencilla.

Tarimas flotantes multicapa

Las tarimas flotantes multicapa, como su propio nombre lo indica, están formadas por varias capas de madera, siendo la superior de madera noble y las inferiores de una calidad más baja. En la parte externa, su última capa está reforzada con tratamientos especiales, como barnices, para protegerla del desgaste.

Tarimas macizas de madera

Con las tarimas macizas de madera se consigue un acabado impactante y duradero, adquiriendo la huella del tiempo con su uso, ganando en belleza año tras año. Es de alta calidad y los pavimentos están formados por tablones de madera maciza de unos 20-22 mm de espesor.

Existen dos tipos: tarimas macizas Multicapa y tarimas macizas tradicionales, necesitando estas últimas realizarles in situ el lijado y barnizado en su superficie.

En Tesesa encontrarás una amplia variedad en suelos laminados, parquet y pavimentos técnicos, que convertirán tu hogar o negocio en un espacio cálido, agradable y cautivador.

No Comments

Post A Comment

13 + 15 =